La depilación eléctrica es la única técnica considerada como depilación definitiva, ya que elimina cualquier tipo de vello con independencia de su color o grosor. Realizada en varias sesiones, el pelo desaparece de forma progresiva. Se canaliza una finísima aguja del grosor del pelo hasta el fondo del folículo y se aplica una pequeña cantidad de corriente que destruirá las células germinativas, dejando el folículo sin capacidad para regenerarse.

MÉTODO BLEND Se combinan dos tipos de corrientes, “Galvánica y Alta frecuencia”. Al aplicar una aguja cargada de corriente Galvánica se produce la Electrólisis, destruyendo así el folículo piloso por una reacción química. Hoy en día la corriente Galvánica usada por sí sola no está en uso porque resulta muy lenta, pero unida a la corriente de Alta Frecuencia acelera el proceso de la Electrólisis constituyendo una técnica de gran efectividad para todo tipo de pelo y en especial para pelos bulbosos o distorsionados.

Existen varias técnicas de Depilación Eléctrica:

 
  1. Blend
  2. Termólisis “Flash”
  3. Electrólisis (hoy en día obsoleta)